AUTOBIOGRAFÍA


MIS PRIMEROS AÑOS DE VIDA


Nací en México en el Estado de San Luis Potosí, es una ciudad pequeña, llamada Ébano. En ella hay muchos árboles y su fruto es una vaina, en ese lugar viví mucho tiempo, casi toda mi niñez, hasta el sexto grado de escuela, mi madre en el comienzo me llevaba a la escuela después iba solo.

Nací el 2 de octubre de 1966, en un domingo. Era un bebé muy bonito con piel blanca, pelo rizado, fui un niño cohibido, me cuidaba de que al salir a la calle no me vieran. Primero me fijaba por la ventana sobre todo los muchachos, es muy probable por mi bracito me daba pena, dice mi mamá cuando empezaba a gatear me sostenía con el bracito derecho, y gateaba con el brazo izquierdo y resultó mi brazo afectado. Ni por eso, me impidió salir adelante de mi vida, cuando empecé la primaria, mi madre me llevaba y me acuerdo que no quería estar en clases, quería ir con mi mamá para casa, en el primero, segundo y tercer año fue la misma maestra, era dura, pero aprendí mucho con esa profesora, no entendía mucho a las disciplinas, mi hermana Carolina me empezó ayudar con mis tareas, porque eran difíciles mis asignaturas. Ya en el cuarto, quinto y sexto año eran otros profesores, aprendí mucho con ellos, parecía que tenía traumas con la maestra de los tres primeros años. Mi comportamiento en la primaria era serio y atento, en el recreo jugaba con mis amigos. En los tres últimos años, fui más aplicado. En la primaria llevaba dinero y les prestaba a los amigos, para ellos comprar chucherías, ese dinero era horrado y de repente lo llevaba a la escuela, fue una experiencia agradable. Una vez, en el sexto grado saqué el primer lugar en ortografía, pero como era muy tímido, le dije a la maestra que no quería ir, porque me sentía inseguro, entonces la profesora se lo dio al segundo lugar. En aquella época los maestros nos pegaban, nos regañaba, nos jalaba las orejas; pero fue muy buena experiencia.

Mi nombre de Gonzalo fue puesto, por mi abuelo materno. ES de origen germánico y significa: hombre guerrero que brilla con su espada en La batalla. Esto quiere decir, que soy La persona con justicia, lucha por el bienestar de los otros.

 FAMILIA DE ORIGEN

Mi padre de nombre: Francisco Noel Perez Aguirre y mi madre: Enedina Alarcon García. Y mis hermanos: Horacio, Carmen, Carolina, Francisco, Mireya, Gabriel. Todos, ellos hacen parte de mi vida, con cada uno aprendí. Mi papá aprendí que el verdadero valor no está en la bebida alcohólica, está en el valor de la calma con los otros; mi madre aprendí a ser más calmo y hacer reír a los demás es un punto positivo, además tener un corazón de oro, por cuidarnos desde pequeñitos. Mi hermano, Horacio aprendí a valorizar el trabajo que te obsequian y no rechazarlo, también que el carácter agresivo no es bueno, es mejor un carácter amable y comprensible. Mi hermana, Carmen aprendí dar valor al estudio y cuando te hace falta alguna cosa, correr atrás del trabajo. Mi hermana, Carolina aprendí a tener paciencia y amor, de cómo trataba a las personas de su trabajo. De mi hermano, Francisco aprendí que la vida no es la vida de tratar mal a los otros y sí cooperar con ellos. De Mireya aprendí a entender el buen relacionamiento de la pareja debe ser fiel y no traición. De mi hermano, Gabriel aprendí que trabajar es importante y tratar bien a los otros y dar muchas risadas para espantar lo amargo de la vida.

SECUNDARIA Y PREPARATORIA

En la secundaria fueron 3 años, donde 2 años, me la pasé en Ébano, y el último año me la pase en Salina Cruz Oaxaca, por motivo de traslado de trabajo de mi papá. En la secundaria fui siempre serio y responsable con mis tareas, algunos de los maestros eran estrictos y otros no. Siempre atento a las clases, porque eran muchas asignaturas. Cuando estaba en Salina Cruz Oaxaca, no conocía ningún colega, era muy serio, después empecé a conversar con los colegas. En la preparatoria fui más alerta y un poco de relajo con mis compañeros de clase, íbamos a jugar fútbol y echar relajo con las compañeras. La diferencia de vivir en Ébano y Salina Cruz es que, en Ébano es una ciudad pequeña y la gente es tranquila, ya en Salinas Cruz es una cuidad un poquito más grande que Ébano, la gente es más alborotada. Ya mis amigos me llevaron a beber cerveza, claro por que quise, fue una época donde me desperté con las chicas, pero aún era tímido; los profesores enseñaban muy bien, es donde le di importancia al estudio, estudiaba en las casas de mis amigos.

UNIVERSIDAD

Estaba terminando la preparatoria en Salina Cruz Oaxaca y los colegas preguntaban, donde iba estudiar, un amigo dijo: yo voy a Puebla, y yo Gonzalo no sabía adónde ir, le pregunté a mi amigo como era Puebla, él no sabía responder, entonces nos juntamos varios amigos, y nos fuimos a Puebla a la ciudad del camote. Consulté a mi familia quedaron pensativos, pero después me dejaron ir. Quién me ayudó a realizar ese sueño, fue: Enedina (mamá), Francisco (papá), Horacio y Carolina, gracias a ellos, partí para ese Estado de Puebla, terminando 1985 para entrar 1986.

La siguiente pendencia era, que estudiar. Lo que me gustaba más, era matemática, pero no quería estudiar sólo números, un amigo dijo, yo voy a estudiar ingeniería electrónica y yo le dije, también estudiaré. Llegamos a Puebla, buscamos dónde dormir, encontramos una casa de asistencia (dónde se dormía y se comía). Viví en tres casas de asistencia y estuve 2 años y medio en Puebla.

Las materias de ingeniería eran difíciles, pero pensaba lo difícil se puede tornar fácil. Cada vez que avanzaba un semestre era difícil, porque los profesores dificultaban las asignaturas, sin embargo, nunca, salí de mi objetivo. Entonces no tenía otra salida, sino estudiar a “muerte”. Estudiaba en casa con muchos libros hasta aprender la disciplina, no tenía hora para estudiar, a veces, de madrugada hacía tareas, y al otro iba a clases desvelado, pero no faltaba a ninguna materia. De tanto estudiar, sabía las asignaturas, entonces les dije a mis amigos, formar grupos de estudio, era muy bueno, porque cada uno daba su opinión. Para la prueba todos íbamos bien afilados como cuchillo, y yo les decía, cada uno con su sabiduría, nada de copiar. Era muy amistoso y cuando veía alguien con problemas de alguna disciplina, lo ayudaba con mucha paciencia y la persona agradecía, después ellos hacían otros problemas y me lo enseñaban.

La convivencia en las casas de asistencia: en la primera casa, los amigos que venían de Salinas, vivíamos juntos, cada uno en su cuarto. La convivencia era muy buena, salíamos a la ciudad a disfrutar de lo que tenía de bueno; ya en la segunda casa, me separé de ellos, porque solo querían relajo. En esta casa, viví con varios Estados y algunos extranjeros como bolivianos y colombianos fue una buena experiencia, porque aprendí a valorizar otros Estados y los otros países, cada día cocinamos de dos personas y cuando llegaban los colegas de la escuela, la comida ya estaba preparada, salía cada comida sabrosa y todo mundo contento, pero después le subieron la renta y no podía pagar. Ahí cambié para la tercera casa, éramos tres colegas, aquí no tenía comida, cada quien comía lo que quería. Esta casa era cerca de la Universidad, me levantaba un poco tarde y llegaba a tiempo a la clase. Me llevé muy bien con amigos.

A veces, me sentía solito y no tenía a nadie para contar las cosas internas y de confianza, empecé a buscar a Dios, en los momentos difíciles y preguntando para mí mismo. ¿Qué es la vida?, ¿cuál es el propósito de estudiar tanto?, ¿por que las personas sufren mucho?, ¿cuál es la religión verdadera? Esa preguntas fueron respondidas con el tiempo, y le dije a Dios, cuando termine mi carrera de ingeniería, me encuentras, esa fue la señal que le dije al Padre Celestial. En aquella época la universidad de Puebla tenía muchas huelgas y paros indefinidos, perdí un año, estaba incomodo, porque no tenía clases. Le dije a mis amigos para cambiar de universidad o facultad y nos cambiamos para el Estado de San Luis Potosí, llegamos a ese Estado, revalidamos materias y nos quedamos 2 años para terminar los estudios, terminé en 1991, la carrera de ingeniería electrónica. Los colegas de la facultad y los profesores hicieron la despedida, primero fuimos a una iglesia agradecer por el termino de estudios y hicimos nuestra fiesta. Al otro día fui solito a la iglesia agradecer a Dios, cuando terminé de agradecer, una persona se me acercó y empezó a conversar conmigo, me dijo que me invitaba a escuchar una conferencia y estaba cerca la casa donde daba las conferencias, ahí le dije, vamos. Escuche la conferencia y me invitó otro día para oír más conferencias; su nombre de la persona es Salvador Tello Ibarra, me acordé de la señal y le dije a Tello que quería quedarme aquí en ese centro. Una porque no tenía dinero y otra porque me sentía bien. Aquí en este centro me eduqué, hacíamos actividades prácticas, como barrer una iglesia, todas las mañanas, vendíamos flores en las casas, donde llevamos algunas palabras de conforto para las personas, con eso, las gentes nos compraban las flores y los invitábamos a las conferencias, fue una grande experiencia y quedé en ese centro un año.

De San Luis Potosí fui para la ciudad de México donde quedé 3 años, haciendo actividades de invitar a los jóvenes a las conferencias, salía a vender flores y también, a vender plantillas magnéticas. Conocí muchos amigos en ese nuevo centro, compartimos muchas experiencias de cada día.

EXPERIENCIAS INOLVIDABLES DE ACTIVIDADES SOCIALES

1-En San Luis Potosí, una vez pasé a la casa de un señor rico, le dije que si cooperaba y el señor me dijo ¿cuánto cuesta la flor? Y le dije son 5 pesos, era la última del día, y estaba marchita, pero el señor no la vio. Él muy contento trajo el donativo, cuando vio la flor, casi me mata; me la compró, pero me dijo: vete antes que me arrepienta de no comprarla. Perdón señor.

2-Una señorita una vez le dije que estaba haciendo una labor social y para una causa buena. Ella tenía dinero, pero no quería cooperar; insistí y me dijo, no le voy a cooperar, y yo le dije aunque sea poquito. Un, dos, cinco pesitos, la dama me dijo, está bien, te voy a dar 10 pesos. Le dije que Dios te bendiga.

3-Una vez le dije a una señora que si cooperaba para los seminarios y ella me dijo, no le coopero, entonces seguí mi labor social. La señora recapacitó y me dio el donativo con su hija, ésta me dijo: mi mamá pide disculpa y le manda el dinero. Eso sucedió varias veces. Dios las bendiga.

4-En la ciudad de México le toqué la puerta a un señor, y no me dijo: cuánto cuesta la flor, él traía el dinero en la mano y le dije son 5 pesos y medió un poquito más. ¿Cómo sabía la cantidad cierta de dinero? Dios te bendiga.

5- muchos cooperaban sus donativos, pero no querían la flor. Los bendigo a todos.

6- Una vez una monja no quería dar su donativo, le dije usted cree en Dios y no va a contribuir, ella dijo está bien, se lo voy a traer. Dios te bendiga.

MI PROPIA EXPERENCIA EN ACTIVIDADES SOCIALES

Cuando llegaba a una casa, si existía una placa en la puerta con sus nombres o apellidos hacía una oración para que sus antepasados puedan ayudar. Si no tiene nombre, oraba a sí mismo. Cuando salía la persona con una sonrisa le decía, es un trabajo social para seminarios para jóvenes y familias con el propósito de fomentar valores morales y éticos.

Cuando salía una persona, no me importaba como me iba a tratar, siempre preguntaba con una voz suave y con mucho amor. Insistía para ellos cooperar, si no cooperaba, le decía que Dios te bendiga, iba para próxima casa; y si cooperaba, le decía que era para una buena causa y que Dios te multiplique el dinero, sufría, pero con amor. Pienso así: el sufrir es progreso para la vida, entre más sufras más corazón hacia los demás. Pasaba en tiendas, casas ricas y pobres. Con esas actividades crecí mucho, porque veía familias que no tenía que comer, eran muy humildes, pero con un corazón bueno, contribuían para una causa buena; ya en las casas ricas, las personas eran corazón duro, pero no por eso no cooperaban, muchos de ellos no querían ser molestados; ya en las tiendas, dependía de la persona que me escuchaba, muchas de ellas, me daban el donativo.

Un día, un compañero de trabajo entró en una casa, pero así, como entró, salió y le pregunté, porque saliste corriendo, él me dijo, es que había un perro bien bravo, yo le dije, déjame entrar en esa casa, pero antes de eso, hice una pequeña oración y entré, el perro me trató como su dueño, moviendo el rabito y la dueña de la casa, me dijo, porque entró el perro es muy bravo, yo le dije- ¡bravo! No, él me movió el rabo, la señora me cooperó. Dios gracias por la protección.

Otra vez, fui a una casa de testigos de Jehová, ellos no me querían cooperar y tuvimos platicando, casi una hora. Hablamos sobre la biblia y alcé la voz un poco, ellos me trajeron agua y me cooperaron, esto fue en Monterrey. Dios los bendiga.

¿Cuál son las consecuencias de esas actividades? Aprendizaje con cada una de las personas, cada una de ellas, tienen sus modos de ser. A todos los traté bien. Si mi corazón estaba duro, entonces él quedó como agua mansa. Todas las personas fueron mi crecimiento y cambié mucho. Gracias a todas ellas.

EXPERIENCIAS ESPIRITUALES

Todo comenzó en Salina Cruz Oaxaca, tuve un sueño: durmiendo peleaba con el diablo, fue terrible. Yo le decía al diablo, tú no tienes la verdad, y él me dijo, tengo la verdad, parece que mi cuerpo espiritual con su cuerpo de él, luchábamos espiritualmente, fue muy intensa, yo le gané la pelea, cuando desperté, me dio fiebre muy alta, parecía que iba a morir. Mamá me dijo que tienes y le dije mucha fiebre, ella me llevó al hospital. Gracias madre querida me salvaste, Dios te bendiga.

Pero no quedó ahí, después que conocí la iglesia de unificación en San Luis Potosí, comencé escuchar el Principio Divino y quedar como miembro interno, cuando me acosté, alguien me decía que el Principio Divino no era la verdad, que me saliera, sentí mucha desesperación, porque no sabía cómo quitármelo ese sueño. Entonces hablé con Salvador Tello y él me dijo que orara en nombre de Cristo. Este sueño se repitió 3 veces, hice condición de indemnización y se fue ese espirito. Gracias padre celestial.

Una vez orando 40 minutos con Salvador, sentíamos que un espirito se acercaba, parecía que estaba escuchando lo que hablábamos en la oración, ese espirito hacia ruido. ¡Qué experiencia!

Una noche de oración, me acosté y algunos espíritus me dejaron paralizados sin moverme, quería hablar, pero no podía. Estuvieron un rato torturando y luego les dije internamente, porque no podía hablar en nombre de Cristo y se fueron. ¡Qué experiencia!

En México, un espíritu me dejó totalmente paralizado por unos 5 minutos y no me dejaba hablar. Me dejó y se fue con otro hermano, éste estaba durmiendo, estaba riendo y después despertó. Este espíritu hizo mucho daño, no nos dejaba en paz. ¡qué espíritu travieso!

Me acosté tarde, una de la mañana y vi una visión de espíritu, era alto, no me hizo nada de malo, me hizo cosquillas y se fue. ¡Estaba con echar de menos!

METAMORFOSIS ANTES Y DESPUÉS DE LA IGLESIA

Antes, cuando estaba con mis padres, no ayudaba mucho, sólo cuando me decían: barre el patio u otro lugar, porque siempre estaba ocupado con las tareas de la escuela. Entonces niño o joven sólo quiere jugar o estar entretenido con alguna actividad de la escuela, no le gusta que sea mandado, si se lo piden con amor, él va. Mi mamá me decía haz algo y muchas veces no lo hacía por flojo. Cuando no estaba con mis padres, o sea, estudiando en Puebla, eres obligado a arreglar las camas, a barrer, o a hacer la comida junto con tus amigos de habitación, en esa época fui más activo: tanto para estudiar o hacer alguna actividad en casa, parece me estaba preparando para el después. Cuando Llegué a San Luis Potosí, era más activo: cuando veía en la calle alguna persona llevando su bolsa pesada de mandado, yo ayudaba a cargarla o la propia dueña de la asistencia cuando traía mucho mandado (compra de verduras, legumbres, frutas). Cuando estaba con mis padres era pasivo, cuando estudiaba fuera era activo.

Después que entré en la iglesia siempre fui activo, dentro de la casa haciendo limpieza o lavando los trastes (utensilios sucios). Mi comportamiento siempre ayudar y siempre traté bien a las personas. Fue una vida de aprendizaje de soltero.

COMO SOY EN LA VIDA DIARIA

Me gusta estar serio cuando algo es serio, no bromeo. Llevo mis pensamientos en acción, cuando hay alguna actividad para realizar y si hay alguna persona que me está ayudando, la trato con ternura. Si la persona acompañada es seria, mi actitud es acompañar su seriedad, ahora, si la persona le gusta el humor, yo también soy humor. Y si la persona tiene las dos cualidades, me acoplo a su carácter. Ahora, si la persona tiene carácter difícil, también la trato bien, a veces, salgo de su vida o invento alguna cosa para no lastimar su corazón, pienso así: vencer el mal con el bien.

Mi persona es alegre y chistosa, me gusta hacer a las personas reír, soy creativo en las frases que dijo. Mi carácter es calmo, pero cuando, hay algo para resolver soy activo, digo en mi mente: soy calmo cuando debe ser y alborotado cuando debe ser. Casi no me enojo, y si lo hago, pasa rápido, sólo me sube la sangre cuando me están atacando constantemente, pero aún así me controlo para no ser ninguna tontería. Me gusta la unidad y la armonía, porque ellas nos traen prosperidad en todo lo que hacemos. La vida nos hace aprender desde que no está con sus padres, cada vez que la vida nos trata mal, es porque no estamos en el camino cierto, ella nos endereza para el bien de nosotros.

Me gusta aprender a cocinar, porque se aprende mucho: por ejemplo, darle valor a cada persona como es. Me gusta comer en conjunto, porque se ríe y se aprende cosas que ni te imaginas; comer solo es como ver la luna triste. El buen comportamiento que tienes con las personas a tu alrededor, las hace pensar, me gustaría ser igual a él, pero no consigo; tu ejemplo las hace cambiar, esa es mi experiencia. Dije en mi mente, no quiero ser igual a mi padre que bebía aguardiente, quiero ser diferente para cambiar el rumbo de la historia.

Soy sencillo, no me gusta nariz estirada, porque pienso así: quien es sencillo cabe en cualquier corazón. Respeto las opiniones de mis semejantes y sí tengo alguna duda pregunto. Soy detallista, amoroso y cuidadoso con lo que hago, y si me equivoco, pido disculpa y digo: en la próxima pondré atención. Respeto el límite de la persona, si está durmiendo, pienso no voy a entrar en su cuarto, cuando se levante, le pido lo que necesito; si está leyendo, no la molesto; si está conversando con otra persona, no me entrometo; si una pareja está peleando, también no me entrometo.

Me gusta estar en armonía conmigo mismo. Si una persona quiere charlar en ese rato que estoy solo, ven, vamos a conversar; si tiene muchas personas conversando, prefiero escucharlas y si alguna de ellas, me dice porque estás callado es porque no me dan espacio para hablar y prefiero escucharlas para aprender. Dentro de mi ser, tengo un lema: calla cuando debes callar y habla cuando debes hablar. No escondo nada, prefiero decir la verdad aunque me duela.

HISTORIA DE NUESTRO CASAMIENTO

 Estaba haciendo actividades sociales en la época en Monterrey, estaba en la casa de la señora Francisca y su esposo señor Pineiro, Llegó la noticia por nuestro líder señor Olson a la señora Francisca que todos fuimos emparejados con latinos. Yo le dije a Dios que me diera, la que Él quería, estaba dispuesto aceptar cualquier hermana (esposa). En aquella época hacía oración para que diera todo cierto. Una noche habla el señor Olson y dice a la señora Francisca: ya sabía el nombre de mi esposa, su nombre: Eliane, Olson dijo que lo perdonará, porque no me había dicho.

Después llegaron las fotos, la señora Francisca me llama a mi solo y lo primero que me dice, no se vale rechazar, me hacía con sus manos señas, no entendía, pero después entendí. Entonces vi la foto y lo segundo que me dice, es muy bonita, me dijo: felicidades; y tomé la foto, me quedé mirándola mucho tiempo. Y cuando no la veía, decía tengo que verla. Estaba echando chispa de alegría.

Eliane me habló dos veces de Brasil para México, pero no entendía nada, entonces el señor Pineiro que es brasileño, estaba traduciendo de portugués para español, sólo que no entendía a él, entonces su esposa estaba traduciendo todo lo que hablaba mi futura esposa. Eliane me dijo que sus padres eran bendecidos y que ella tenía 11 años de iglesia, ella dijo que iba a tener la bendición por satélite en Brasil, pero yo le dije que la bendición en Corea, pero insistía en Brasil, en fin de cuentas fuimos para Corea.

Aquí en México, el señor Olson dijo todos a Corea, y todos los compañeros gritamos ¡viva! Cuando partimos de México al aeropuerto, estaba feliz, pero ya entrando al avión, comencé a pensar en ella. ¿Cómo será Eliane?... de México a los Ángeles son 3 horas y luego, de los Ángeles para Corea del sur son 12 horas, llegamos 8:10 al aeropuerto de Corea, otros compañeros de varios países, nos estaban esperando darnos la bienvenida. Nos guiaron con reverendo shin y su esposa, él estaba muy feliz. Entonces nos fuimos en autobús al lugar donde nos íbamos quedar, era una hora de viaje, nos quedamos en el departamento 239.

Le dije a Jorge Chamiso, vamos a haber si ya llegaron nuestras esposas, llego un grupo de brasileños, después que bajaron, le pregunté uno de ellos, si conocía a Eliane, y el me dijo que sí. Es una chica delgada, después conversé con otro colega que si la conocía, y él me dijo que había trabajado con ella, en ese día no la vi.

Al día siguiente hermanos mexicanos oramos a las 6 de la mañana y después tomamos fotos con el señor Olson y el señor Shin. Luego fuimos yo y Jorge que algunos tenían folletos de los eventos y de repente una chica pregunta para chamiso, ¿sabes si conoces a Gonzalo? Él respondió sí, es este que está a mi lado. Yo volteo y dije será ella. Uno a otro nos quedamos mirando y nos presentamos. Lo primero que dijo Eliane: ¿por qué en la foto estaba enojado? Y le dije que no estaba enojado, estaba serio, porque los brasileños dijeron ese es tu esposo, ella quedó preocupada. Después ella me leyó las manos y me dijo muchas cosas de antepasados y me vio la cara y me dio el significado.

Eliane me preguntó que pensaba de ella, yo le dije que es muy bonita y que tenía una sonrisa elegante, luego nos llamaron para el desayuno y le dije, vamos a comer alguna cosa. Yo muy servical y atento. Y los demás días nos llevamos muy bien, platicamos sobre la palabra de Dios, tiempo de iglesia. Un día le llamé la atención porque caminaba rápido y le dije siempre alineado conmigo, después se alineó y andamos en paz. Le pregunté si ella era dura de carácter, ella me respondió que sí; y le dije que cuando estuviéramos juntos todo iba a cambiar, y hablamos sobre la unidad y mejorar nuestro comportamiento y servimos uno a otro para nuestro casamiento ir para adelante. Le permití que me tomara de la mano, porque nunca en su vida agarró un hombre, ella quería sentir eso.

En las comidas íbamos los dos a comer juntos, nos pusimos de acuerdo en muchas cosas. Compañeros brasileños estuvieron muy contento conmigo. Después fuimos a visitar algunas tumbas, porque allá es bien diferente. Las tumbas son pequeños cerros donde son enterrados las personas. Fuimos a conocer un poco de corea en el centro de la ciudad. Gracias Padre celestial por esos momentos agradables.

DE COREA PARA MÉXICO

Nos despedimos de corea, cuando llegué a México quedé 3 años, uno para juntar dinero; otro para arreglar mis documentos de acta de nacimiento y otra para ser pionero en la ciudad de Tampico. Mis documentos fueron un poco difíciles porque quería todo arreglado con unos de mis apellidos, fui a una notaria para arreglar pero no sucedió nada. Tuve que ir con un abogado de servicio público que no cobrara en San Luis Potosí, de ahí arreglé todo, gracias a un compañero que me ayudó y me llevó con el abogado. En esos años yo le escribí cartas para Eliane es donde la conocí en detalle y como que íbamos ser en la práctica de casados, fue una experiencia muy buena de conocernos a través de las cartas, mi corazón creció y sabía que iba a suceder juntos. Gracias Dios por esa oportunidad.

DE MÉXICO PARA BRASIL

Me despedí de todos los colegas de México y les dije muchas gracias a todos que me ayudaron a crecer y me despedí de mi familia. Partí para el aeropuerto de la ciudad de México y cuando entré en el avión comenzaron salir lágrimas de alegría y emoción, el vuelo duró 12 horas de México a Brasil. El avión paró en Rio de Janeiro y hacía mucho calor, entonces bajé un poco, después subí. Partió para San Paulo, llegué, pregunté donde era la dirección de la iglesia, tarde un poco no sabía exactamente donde era.  Me recibieron y quedé un día al día siguiente partí para Curitiba, en la ciudad me estaban esperando la suegra y el cuñado, de ahí nos fuimos para la casa, y pregunté donde está Eliane y ellos me respondieron ella salió después vuelve. La encontré y fue una alegría y una felicidad tremenda.

CONVIVIO EN FAMILIA

Llegué en Brasil en agosto de 1996, en la casa de mis suegros. Para vivir juntos separamos el terreno en dos partes. La casa era de madera, primero ayudé a construir junto con los suegros y el albañil, la casa de mis suegros y después la casa de nosotros. Fue un trabajo continuo de mucho sudor, pero contentos porque íbamos tener nuestro espacio como casado. Al principio era difícil el convivio porque no sabía el idioma portugués y ella me entendía poco, pero eso superamos. Ahora hablo portugués donde convivo con toda la familia de mi esposa.

Nuestro relacionamiento como pareja bendecida es un aprendizaje día a día. Ella es de signo león y yo soy de libra. Eliane es una persona determinada donde lucha por la familia, ¡esa es mi leona! y su carácter es fuerte, pero con sentimientos puros y amorosa. Ella es profesora de historia, enseña para primaria, secundaria y preparatoria. Siempre está atenta que no falte nada en la casa. Cuando empieza un nuevo día le hago café para tomar bien temprano y siempre de mañana le pregunto, dormiste bien, y la abrazo como primer momento de amor. Conversamos de algún sueño o lo que va a pasar después y en la noche, le pregunto cómo fue el día, hablamos de nuestras actividades.

Antes que salga el sol hacemos oración juntos o a veces solitos, leemos la palabra de Dios para tener energía durante el trabajo. Hacemos la comida un día antes o quien llegue primero la hace. Respetamos nuestro límite, o sea, a veces queremos estar solitos para descansar nuestras cabezas. Cuando tiene visitas las tratamos como si fueran nuestros hijos. Entre nosotros es todo transparente y uno de nosotros está triste por algún motivo, el otro la levanta. Cuando vamos de compras, respetamos nuestros gustos. Lo importante del relacionamiento es estar conectado con Dios y no esconder nada en los corazones.

Estoy siempre atento a las circunstancias de día a día. Leticia mi hija mayor es parecida con mi esposa externamente y internamente a mí. Louize mi hija menor es parecida conmigo externamente, pero internamente es parecida a mi esposa. El convivio con mis hijas siempre jugando, para que un día se acuerden de los ratos maravillosos. Mi lema es: siempre sonríe y la fuerza estará contigo. El amor verdadero no todo es bonito, también es llamada de atención para sus crecimientos, pero primero les advierto que no deben hacer eso, antes de llamarles su atención. Entonces la familia es un aprendizaje de crecimiento para cada miembro.

Cuando Llegué a Brasil con respecto al trabajo fue difícil, porque no hablaba portugués, es cuando decidí ayudar a construir nuestras casas. En México estudié ingeniería electrónica, pero aquí, tenía que renovar muchas materias y de ahí decidimos estudiar, licenciatura en letras de 3 años para aprender el portugués y español con el propósito conseguir trabajo como profesor de lenguas. Es lo que hago hoy. Ya di clases de secundaria y preparatoria y cursos de preparación para entrar en la facultad, en las dos lenguas. Gracias Dios por haberme concedido de amar a los curitibanos... Así como tú me bendices, yo tambén te bendigo para estar juntos siempre. Está es mi autobiografía desde que nací hasta los días de hoy con fecha 15 de agosto de 2011. Gracias lector por leerme que Dios te bendiga. Escrita aquí en Brasil.