Como escribir una canción

En tan solo 3 pasos:

Clase 1: Escribir la letra y luego ponerle la música.
Clase 2: Escribir o grabar la música y después la letra.
Clase 3: Hacer las dos cosas al tiempo. Al tiempo que vas cantando una melodía vas insertando la letra.


Clase 1:

Escribir la letra y luego ponerle la música.

Escribir la letra:
Primero se debe tener un tema sencillo pero eso si muy claro.
Resumirlo en una frase sería conveniente.
Tratar de realizar estrofas con versos que tengan algún tipo de rima. Sería conveniente dos, a lo sumo tres de la primera parte para no hacerla monótona y cansona.
La parte que quieras resaltar del tema formará el Coro de la canción.
Luego vendrá otra estrofa a manera de desenlace del tema.
Coro nuevamente y fin de la canción.

Ponerle la música:
Aquí está la parte que le va a dar realce a las palabras escritas en la sección anterior.
Para esto debes definir un ritmo musical que le va a definir el género a tu canción. Si quieres que suene como una balada, un bolero, un tango un bambuco, una cumbia, o cualquier otro género que te guste, deberás escogerlo según tu gusto personal.
Eso si, cada género de los mencionados tiene una forma de acomodar sus notas y sonidos. Debes respetar las pausas y momentos para la entrada, los espacios donde solo vaya música, el desarrollo de la melodía, y la manera de finalizar tu canción.
Si no tienes conocimientos musicales como para escribir las notas de la melodía, trata de grabar con tu voz o algún instrumento como piano, flauta, guitarra etc. La melodía es una sucesión de notas que hace que logres identificar una canción.
Por lo tanto es importante que la tengas muy bien grabada, aunque sea en tu mente, para que no se confunda con otras parecidas y te califiquen de plagio.

Clase 2:

Escribir o grabar la música y después la letra.

Escribir o grabar la música:
Se debe tener una idea melódica, clara, definida y variada evitando toda monotonía.
Es decir la repetición innecesaria de frases musicales que la hagan predecible.
El oyente o público que escuche nuestra canción no debe anticipar sino hasta último momento el desarrollo de una frese musical.
Esta forma permite al compositor jugar libremente con los sonidos antes de acomodar la letra. Las posibilidades son infinitas de esta forma.
Es buena práctica realizar fraseos musicales, es decir, secuencias de notas agrupadas dentro de varios compases. Estos fraseos se componen de grupos de igual cantidad de compases;
frase 1 * 4 compases
frase 2 4 compases
frase 3 4 compases
frase 4 4 compases
.
Todo lo anterior forma una estrofa de 4 versos.
(*) Se pueden hacer frases de distinto número de compases, todo depende de la manera como se cree la melodía, del género escogido y varias cosas que te dará la experiencia a medida que avances en este bello camino del arte. Es cuestión de intentar y atreverse a tejer una tela musical con esa amplia gama de colores que nos dan los sonidos.
Graba la música de tu melodía apenas la tengas organizada para ir puliendo con más tiempo los detalles.

Escribir la letra:
Aquí llegamos a una parte interesante de la composición. La letra ajustada a la música ya creada es como tratar de ponerle los zapatos de un niño a un elefante. No digo que sea imposible, mientras el elefante sea tan pequeño como un niño.
Bueno no es hora de desanimar por este pequeño detalle. La cuestión radica en el buen gusto a la hora de ajustar la letra, que puede ser una poesía que tengas en tu cajón de recuerdos o un pequeño verso que te escribieron y lo guardas en algún diario, que se yo, tu sabes donde guardas esos recuerdos que te hagan pensar en esa música que estás horneando.
Es importante, ante todo, respetar los acentos normales de las palabras; estos deben coincidir con los acentos musicales en cada compás de cada frase. Son parecidos a los acentos e inflexiones que haces cuando hablas. Se debe tener en esta parte un buen sentido del ritmo para que todo compagine y termine siendo una representación cantada de lo que normalmente dirías si estuvieses hablando.

Clase 3:
Hacer las dos cosas al tiempo. Al tiempo que vas cantando una melodía vas insertando la letra.

Esta es la forma más divertida de todo el proceso creativo.
Personalmente salgo a caminar cuando estoy tocado emocionalmente y dejo que esas emociones se conviertan en notas en mi voz. El ambiente es importante para esta forma de composición. Un sitio con demasiado ruido donde no puedas aquietar tu espíritu para que tus emociones tomen el control y se dejen llevar por la musicalidad y la necesidad de expresión, definitivamente es el peor de los ambientes creativos.
El aire, el color del día, la noche misma, la gente paseando, el viento en las manos, son muchos de los grandes compañeros e inspiradores para hacer una canción buena; una que te guste a ti antes que a los demás. Porque eres tu quien está traduciendo tus sentimientos en esos momentos. No es la opinión de los otros quien debe dar la pauta para la forma de contar tu historia musical. Si lloras quien mejor que tu para expresar ese llanto sea de alegría o de tristeza; aquel que pasa a tu lado ni idea tiene de lo que sucede en tu interior.
Básicamente, la idea es ir copiando de esa partitura universal donde ya están creadas todas las melodías y obras musicales posibles esperando para que alguien como tú las baje del aire donde están desde la eternidad.
! !Bueno, ya me inspiré, es que así es la música, la composición y la vida! Y ante todo estamos vivos.
Intenta encontrar tu momento personal, tu propio espacio, tu propia forma de arrancarle con suavidad esas canciones que tu quieres escribir.
Algunas personas al ver un paisaje que les agrada, toman su instrumento favorito y se dejan llevar por ese momento sin ningún reparo de tiempo, lugar, cansancio, frío u otros distractores que normalmente dispersarían la mente desenfocándola de la posibilidad de crear o de unirse a la obra universal que le brinda un paisaje como tema principal para que el que le vea haga su aporte con pinceladas musicales.
Siempre es bueno llevar consigo un lápiz, NO ESFERO, EL LÁPIZ NUNCA FALLA POR LA FALTA DE TINTA, y una libreta de apuntes personales donde puedas copiar las frases que vayas creando. Si tienes más cuidado hazte a una grabadora de las de periodista, allí va quedando todo en un solo paquete letra y música juntos.

 

Escribir una cancion no es como escribir cualquier cosa, hay ciertas normas que hay que respetar en lo posible. No son obligatorias pero te voy a explicar por qué es importante que se respeten.

Uno cuando canta y escucha una cancion, hay ciertas partes de las palabras que tienen mas presencia que otras, por ej las terminaciones de un verso, cuando se alarga alguna palabra, cuando se recorta, en fin, la cancion tiene que tener un sentido de pronunciacion.

Que significa esto? que haya rimas en la pronunciacion para que se haga mas cantable por un lado, y mas estético por otro. pero cada vocal y cada consonante al cantar tiene su postura vocal, diferente al hablar, para que los armonicos resuenen perfectamente, y es eso lo que tienes que respetar.

Por otro lado sino sabes musica, es mejor que escribas la letra como si fuera una poesia, y se la des a algun amigo tuyo que sea músico para que le componga una melodia y un ritmo. Ya que para componer una cancion como mínimo tienes que saber tocar un instrumento, y tener alguna nocion de lo que es afinacion, porque sino el resultado es desastroso!

Estructura de una letra de música

 Hay tantas formas de escribir como se le ocurra al escritor. En ese sentido es bastante libre el tema de la estructura.

Pero la estructura básica de una cancion pop, o de las canciones que se escuchan en la radio es una 2 estrofas (con 4 versos cada una) ---> esto significa que la melodia es similar o igual pero con letra distinta; y luego un estribillo. El estribillo lo puedes hacer de 4 versos tambien (4 renglones digamos si?)

A veces la letra termina alli, y simplemente lo que hacen es repetir nuevamente toda la estructura.

Otras veces los escritores ponen una estrofa de 4 o 6 versos, segun el criterio personal, y desp viene algo llamado "puente" que lo que une la estrofa con el estribillo. El puente tiene una melodia diferente a la estrofa y al estribillo.

Por ultimo en algunas canciones desp de repetir dos veces la cancion, hay alguna estrofa mas diferente de dos versos generalmente que conecta al estribillo nuevamente y finaliza la cancion.

Cuanto a la estructura es una decision personal.

LETRA DE CANCIÓN

Para crear la letra, lo primero que debemos tener es un tema a tratar, a ser posible sencillo y claro, y que podamos resumir en una frase. Una vez lo hemos decidido, podemos comenzar a escribir nuestra canción. Al hacerlo, es conveniente que tenga un poco de rima para que suene armónica pero ésta tampoco debe ser excesiva, ya que corremos el riesgo de que resulte monótona.

Por su parte, el tema de la canción, que antes hemos resumido en una frase, será el coro de ésta, es decir, el estribillo que repetiremos tras cada estrofa de la letra y que resumirá su contenido.

Una vez hemos creado la letra y la hemos pulido bien, podemos ponernos con la música. Si tenemos conocimientos de ésta, no hay problema. Pero, si no los tenemos, tampoco es un impedimento (hay profesionales que carecen de ellos). Lo mejor es que tratemos de cantar lo escrito de la forma que nos parezca que queda mejor, más apropiado, varias veces hasta dar con lo que queremos.

De este modo, la melodía se fijará en nuestra mente igual que sucede cuando cantamos canciones de otros. A continuación, es conveniente grabarla para que, con el paso de los días, no se nos olvide nuestra creación. Normalmente, nos bastará escucharla una vez para poder volver a cantarla.