La novela es una ficción narrativa en prosa, extensa y compleja de sucesos imaginados y parecidos a la realidad.

La palabra novela viene etimológicamente del latín novus, que significa nuevo. En italiano novella es también una novedad o suceso interesante. El novelista crea sucesos nuevos, pero verosímiles y los narra con belleza literaria. La aspiración máxima de la novela es despertar en el lector el gusto y el placer por la lectura. Su prosa por lo tanto debe ser amena e interesante y sus descripciones claras.

La novela es, ante todo, una narración. El novelista nos cuenta una historia y lo hace en prosa, lo cual distingue a la novela de otros subgéneros narrativos, tales como la epopeya y la poesía narrativa.

La historia narrada es ficticia, lo que permite diferenciarla de la biografía, autobiografía, relato de viajes y de las obras históricas. Hay muchas novelas, sin embargo, que aluden a situaciones reales o históricas pero la esencia de la narración sigue siendo ficticia.

Las novelas poseen una cierta extensión, lo que sirve para distinguirla de géneros narrativos próximos como el cuento y la novela corta, aunque la diferencia entre ellos no estribe única y exclusivamente en este aspecto.

Los acontecimiento que se nos cuenta en una novela constituye en su trama y los individuos que llevan a cabo la trama son los personajes. Los hechos narrados ocurren en un lugar y en una determinada época, lo cual define el espacio y el tiempo de la novela (ambientación). El novelista inventa un mundo de su propia imaginación, pero parecido al mundo que lo rodea. De esto resulta que para conocer una época determinada, con sus problemas y costumbres, no hay nada mejor que leer una novela representativa de ese momento histórico.

 

INICIO O PLANTEAMIENTO:
Toda historia de entrada debe ubicar al espectador en el estereo tipo del bueno, donde vive, como piensa, cuales son sus ideales, que pretende, quien le gusta,a que se dedica, hobbies; establece el contexto desde lo más amplio hasta lo particular. Define el perfil del personaje. El tiempo de este es variable. puede durar un instante, como puede durar mucho

PLANTEAMIENTO DEL CONFLICTO:
Es cuando el problema se presenta. Cuando conocemos el elemento que impide que el bueno logre lo que se propone, que puede ser una persona, un animal, una cosa, una situación. ó fenómeno natural.
Aquí se tiene un protagonista (El bueno)
Un antagonista (El malo) Esto es lo que genera el interes en el despierta la curiosidad

DESARROLLO DEL CONFLICTO:
Se van generando paralelamente a la principal, historias y personajes que necesariamente se relacionan con el protagonista o el antagonista. las pretensiones del bueno interfieren en las del malo y esta interferencia va subiendo en el conflicto hasta que los dos solo piensan en eliminarse .


NUDO:
El nudo establece la lógica del tiempo y espacio, junta todas las líneas secundarias. Es el punto en donde comenzamos a sacar conclusiones.
CLÍMAX:
Solución del conflicto. El protagonista y el antagonista estan...frente a frente..., es el momento en que no sabemos si el bueno le va a ganar al malo o bisebersa. esto genera una pregunta en nuestra mente.
DESENLACE FINAL:
A favor o en contra pero el conflicto tiene una solución.

 

¿Cómo no escribir una novela?

En realidad, muy pocos se atreven a decirle a un joven novelista:

—Mira, si lo que en realidad quieres hacer es escribir una muy mala novela, sigue estos pasos: lo principal, no tengas una historia definida. Luego, tienes que poner a un personaje de tal forma que todo el mundo lo odie. Si quieres empeorarla un poco más, utiliza una trama que nadie entienda. Si quieres seguir echándola a perder, maneja unos diálogos que no los crea nadie sobre la tierra. Si quieres seguir llevando a tu novela por el desbarrancadero, usa todos los puntos de vista para confundir más. Y si quieres cerrar con broche de oro, no pongas un escenario específico, cambia de tiempo como en un juego de ping pong y confunde al narrador con el escritor.