La literatura es impresionante, le da belleza a la realidad con tu imaginación. Ésta juega un papel importante en: los cuentos, las novelas...hacen que las letras se transformen en lo maravilloso de la escritura.

De partida, el primer consejo es siempre tener en mente que un cuento no es una novela resumida, sino que es más condensado, con un argumento más enfocado desde el comienzo, un argumento más al grano, prácticamente sólo personajes clave y claro, más corto en extensión que una novela (tema sumamente debatido por lo arbitrario, o sea ¿qué es una narración "corta"?).

Se suele comenzar presentando de inmediato el conflicto principal, con el protagonista expresando directa o indirectamente su objetivo de manera clara. Es importante que este personaje tome decisiones de importancia moral, las que tendrán efectos dramáticos en la resolución final. El comienzo de tu cuento debe "enganchar" de inmediato al lector, quien querrá saber lo que ocurre en seguida.

Define el punto de vista desde el que contarás la historia, ya sea en primera persona, segunda o tercera. También define bien el contexto y lugar donde se desarrollará la acción; imagina bien el entorno, hasta que se sienta real.

Para el tema de tu cuento, puedes tomar cualquier experiencia de tu vida o de otros para plasmarlo de manera más enfocada y representativa en la narración.

De tal manera que el cuento (como cualquier otro relato) realmente tome vida y se sienta atractivo, tras haber ideado la historia y sus personajes, desarrolla las características y experiencia vital de estos, más allá de lo que emplearás para escribirlo, de tal manera que su complejidad se deje entrever en lo que va a escribir.

En algún punto, debes alcanzar el máximo de tensión, para luego llegar a la resolución; esto no significa que se encuentre una "solución" o final cerrado, incluso si lo amerita el cuento, un final abierto puede ser el apropiado.

Resumiendo, al escribir un cuento la estructura comienza con la exposición del conflicto, de manera atractiva y rápida para el lector (introducción), luego se desarrolla y se presentan complicaciones para el personaje o la situación (el desarrollo). Se llega a un clímax, donde la tensión asciende al máximo, para llegar a una resolución o desenlace (el final).

ESTRUCTURA DEL CUENTO

A ) Organiza el cuento en tres partes:

1ª. El principio: personaje/es, protagonistas. Cómo son ,dónde viven...

qué quiere conseguir (un modelo de cuento) o qué problema tiene(otro tipo de cuento).

 

2ª. El desarrollo : cuenta todo lo que hace para lograr su objetivo o

solucionar su problema, y decide si aparecerán otros personajes.

 

3ª. El final : explica cómo lo consigue o soluciona

 

B ) Escribe el borrador del cuento siguiendo los pasos anteriores.

 

C ) Revisa el cuento que has escrito :

 

1º Lee despacio el texto para comprobar que se entiende.

 

2º Asegúrate de que no tiene faltas de ortografía ( consulta el diccionario en las dudas).

 

3º Deja márgenes y espacio para los dibujos.

 

Es una estructura en secuencias: la situación inicial, las pruebas, las ayudas y el desenlace.

 

La situación inicial: Empiezan los cuentos con los indicadores de tiempo y lugar(Érase una vez, había...)

 

Las pruebas: El personaje principal debe superar una serie de obstáculos. En este bloque entran en juego las preguntas.

 

Las ayudas: El personaje principal recibe la ayuda real o mágica de otros personajes. Con ellas consigue superar las pruebas

 

El desenlace: El protagonista logra su objetivo. El final siempre es cerrado y feliz. Normalmente se produce un cambio de "status", es decir, de categoría social( el mendigo se convierte en rico, la criada en señora...)

 

El cuento debe despegar de la anécdota

Un error muy común dentro del proceso de construcción de cuentos es que al autor le es muy difícil desprenderse de la anécdota y no logra concretar el cuento. Hay que tener en cuenta que como género responde a una serie de características o generalidades que lo ubican dentro del mismo. El cuento, como característica principal, debe tener un inicio, un conflicto o complicación y un final. Muchas veces al estar el autor demasiado apegado a la anécdota no se percata que la historia no despega, carece de intensidad, tensión, fuerza o ritmo.

Diferencia entre inicio y origen

Muchos consideran que el inicio de un cuento responde también al origen del mismo, pero en realidad el inicio corresponde al momento en que empieza la narración y está contenido en el primer párrafo, Había una vez… mientras que el origen es la razón de ser del cuento, lo que motivó al autor a escribir.

Comienzo ex abrupto

En este tipo de inicio, el autor se dirige a nosotros como si ya estuviésemos al tanto de la historia que se va a contar. Nos introduce en una acción que se ha iniciado antes, en una trama que debería resultarnos familiar y que ignoramos por completo. Este comienzo resulta muy eficaz en el relato corto, ya que, debido a su estructura, no permite divagaciones o lentas aproximaciones al asunto de la historia.